Nueva York. La crisis económica mundial ha tenido un costo en la vida sexual de los adultos mayores de Estados Unidos, según un sondeo de AARP.

El porcentaje de personas de cincuenta años que, entre 2004 y 2008, decían que tenían sexo al menos una vez a la semana, sufrió una caída de unos 10 puntos porcentuales para ambos sexos en la última encuesta.

La cifra de mujeres bajó a 32% desde 43%, y los hombres bajaron a 41% desde 49%, según el sondeo realizado a 1.670 estadounidenses de más de 45 años.

"Las preocupaciones financieras tienden a filtrarse a todas las partes de la vida conjunta de una pareja", dijo la doctora Pepper Schwartz, sexóloga de la Universidad de Washington en Seattle.

"Es difícil para algunas personas el sentirse cálidas y atractivas cuando tienen temor de perder su casa o cuando ya han perdido su empleo. La gente se queja de sentirse distante, desconectada y emocionalmente atados", agregó.

La mayoría de los otros grupos etarios también sufrieron una caída en la frecuencia en la que tienen sexo, según AARP, una organización sin fines de lucro para las personas de 50 años y más de Estados Unidos.

Entre todos los que respondieron la encuesta, 21% de los hombres y 11% de las mujeres admitieron que cometieron infidelidades durante su actual o más reciente relación de largo plazo.

Cerca de 12% de los consultados de ambos sexos dijo que su pareja los engañó.

Sorprendentemente, pocas personas dijeron que el engaño hizo un daño irreparable a su relación. Cerca de 40% reportó que la infidelidad no tuvo efecto en lo absoluto, cerca de 30% cree que sólo provocó tensión temporal y 6% o menos dijo que los efectos fueron irreparables.