Washington. El número de personas que murieron cruzando la frontera entre Estados Unidos y México, aumentó en 2009.

La Fundación Nacional para la Política Estadounidense informó que el número de fallecidos cruzando el límite entre ambas naciones fue de 417, lo que significó el primer incremento en cuatro años.

La cifra de muertes en esta peligrosa travesía marcaba una tendencia a la baja luego que en 2005 llegó a 492.

De hecho, en 2008, 390 personas fallecieron cuando cruzaban la frontera, indicó la Voz de América.

Según la ONG, la ausencia de una forma legal para entrar a Estados Unidos ha contribuido a las muertes de más de 4.000 hombres, mujeres y niños desde 1998.