La Paz. Aunque quedó sin efecto el decreto que establecía un alza de los combustibles, el gremio de los choferes decidió subir las tarifas del transporte público entre un 22% a 24%.

Según informa la prensa local, la Confederación Sindical de Chóferes de Bolivia se reunió en la ciudad de Santa Cruz y tras la cita informaron que a contar de este lunes sube la tarifa.

El secretario ejecutivo del sector, Franklin Durán, indicó que los tickets se habían mantenido sin cambios por más de una década y añadió que un estudio técnico y financiero encargado por la Autoridad de Transportes confirmó que el alza podía ser de hasta 42%.

La medida surge justo cuando Bolivia vive un clima de intranquilidad tras el alza anunciada en los combustibles que oscilaría entre 57% y 82%, iniciativa que finalmente no se poner en marcha luego de intensas y multitudinarias manifestaciones.

Al respecto los transportistas evitaron analizar este intento de incremento y señalaron que su decisión se basa sólo en que "tienen familia" y que como cualquier trabajador se merecen un aumento salarial.