México D.F. Supuestos narcotraficantes mataron a tiros a diez jóvenes y niños en el estado de Durango, en el norte de México, en uno de los últimos sangrientos episodios de la ola de violencia de los cárteles de la droga, informaron el lunes autoridades.

La procuraduría (fiscalía) de Durango, uno de los estados donde se cultiva marihuana y amapola y es zona de paso para los cárteles que trafican también cocaína hacia Estados Unidos, dijo que los jóvenes viajaban en un vehículo cuando un comando armado les ordenó detenerse.

Los jóvenes no se detuvieron y el comando les disparó y lanzó artefactos explosivos contra el vehículo, provocándoles la muerte, dijo la procuraduría en un comunicado.

El grupo estaba integrado por tres jóvenes, dos de 19 y uno de 21 años y siete menores de entre 8 y 17 años.

El gobierno del conservador Felipe Calderón libra una guerra frontal contra los cárteles de la droga, pero no ha logrado detener la violencia a pesar del despliegue de decenas de miles de militares, sobre todo en el norte del país.

Los enfrentamientos de los narcotraficantes entre sí y con fuerzas de seguridad han dejado cerca de 19.000 muertos desde que asumió Calderón, en diciembre de 2006 y han ahuyentado el turismo y las inversiones en la zona norte.

El asesinato múltiple en Durango ocurrió a siete kilómetros del poblado Los Naranjos, ubicado en una intrincada zona de sierra, dedicada al cultivo de drogas, conocida como Triángulo Dorado, donde confluyen los estados de Durango, Sinaloa y Chihuahua.