Kabul. Cualquier calendario de retirada de las fuerzas internacionales de Afganistán es "irracional" y las tropas extranjeras deberían replegarse de inmediato, dijeron este domingo los talibanes afganos.

En un comunicado de cinco puntos difundido en respuesta a una cumbre de la OTAN en Lisboa que terminó este sábado, los talibanes dijeron que retrasar la retirada de las tropas extranjeras sólo conllevaría "acontecimientos y batallas más trágicos".

Este sábado, los líderes de la OTAN acordaron entregar el control de la seguridad en Afganistán a las tropas afganas a finales de 2014, y dijeron que la fuerzas extranjeras podrían terminar con las operaciones de combate para la misma fecha si las condiciones de seguridad eran lo suficientemente buenas.

"La decisión de la OTAN de comenzar a retirar sus fuerzas militares de Afganistán en 2014 es una decisión irracional", dijo el comunicado de los talibanes, enviado por correo electrónico a los medios.

"Porque hasta entonces, varios acontecimientos y batallas trágicas y adversas tendrán lugar como resultado de esta guerra sin sentido, impuesta e imposible de ganar. No deberían posponer la retirada de sus fuerzas incluso un día", agregó.

Funcionarios de la OTAN y de Estados Unidos han dicho que un incremento en la violencia y los problemas a la hora de crear un Ejército y policía capaces de hacerse cargo dificultarían cumplir el objetivo de 2014 establecido por el presidente Hamid Karzai.

Mark Sedwill, el máximo funcionario civil de la OTAN en Kabul, dijo la semana pasada que la transición podría demorarse hasta el 2015 en algunas de las zonas más violentas de Afganistán.

La violencia en Afganistán está en su peor nivel desde que los talibanes fueron derrocados a finales de 2001 por tropas respaldadas por Estados Unidos, con un número récord de víctimas en ambos bandos pese a la presencia de 150.000 militares extranjeros.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo este sábado que su objetivo era terminar con las principales operaciones de combate a finales de 2014 y reducir significativamente el número de tropas de Washington.

El país norteamericano planea comenzar el repliegue gradualmente desde julio del 2011.

Otros países de la OTAN prevén comenzar a transferir la responsabilidad de la seguridad a las fuerzas afganas en algunas zonas del país, según un calendario similar.

Holanda retiró sus tropas de Afganistán este año después del colapso del gobierno y otras naciones han anunciado que pondrán fin a su misión antes del 2014.