La tormenta tropical Lidia provocó la muerte de al menos siete personas, entre ellos dos niños, y severos daños en la península mexicana de Baja California, mientras seguía descargando lluvias torrenciales lluvias en varios estados, informaron autoridades el sábado.

Las personas fallecieron electrocutadas o ahogadas al intentar cruzar arroyos, dijo un reporte de la fiscalía del estado de Baja California Sur -donde se encuentra el centro turístico de Los Cabos- citado por medios locales.

La tormenta, que seguía descargando fuertes lluvias en varios estados, sobre todo del occidente de México, provocó además cortes de energía eléctrica y daños en viviendas y carreteras de Baja California Sur, donde unas 3.000 personas fueron llevadas a refugios.

Lidia se localizaba a 110 kilómetros al norte de Punta Eugenia, desplazándose a 19 kilómetros por hora (kph) en dirección noroeste con vientos máximos sostenidos de 65 kph, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

"Se espera que Lidia se debilite a una depresión tropical la noche del sábado para convertirse en un remanente el domingo", agregó el Centro en un reporte.