Manila. Un poderoso sismo y una serie de fuertes réplicas remecieron el sábado el sur de Filipinas, dijeron funcionarios locales, pero no se conocieron inmediatamente reportes de daños o heridos.

No se emitió una alerta de tsunami.

Las réplicas alcanzaron magnitudes de 7,6 y 7,4, respectivamente, según el Servicio Geológico de Estados Unidos, en tanto, el sismo inicial tuvo una magnitud de 7,3. Todos se registraron a profundidades de entre 576 y 617 kilómetros (358 y 383 millas) al sudeste de Cotabato en la sureña isla de Mindanao.

Una réplica de magnitud 6,2 se registró en la misma zona a las 13.35 hora local (0535 GMT) el sábado, dijo el USGS, a una profundidad de 564 kilómetros (350 millas). Inicialmente la magnitud se estimó en 6,7.

"Esperamos estas réplicas, pero no esperamos que provoquen daños", dijo Renato Solidum, jefe del Instituto de Filipino de Sismología y Vulcanología, a Reuters, agregando que se habían registrado 68 réplicas.

"Son demasiado profundos y la energía que generan se debilita a medida que viaja hacia la superficie", agregó.

Después del primer grupo de sismos, Solidum había dicho que sólo se sintieron con una intensidad 2 en la mayoría de las zonas de la sureña isla de Mindanao. El sismo ocurrió a las 6.08 hora local (2208 GMT) a unos 103 kilómetros (64 millas) al suroeste de Cotabato.

"El sismo no fue provocado por movimientos en una falla activa, sino por el hundimiento de la placa de las Molucas", declaró.

"Esta se ha estado hundiendo durante algún tiempo, provocando fuertes temblores, pero estos fueron demasiado profundos para provocar daños. No hay nada de qué preocuparse", agregó.

Un sismo de magnitud 7,0 o superior puede provocar daños generalizados.

La gente en Cotabato, donde el temblor se sintió con una intensidad II, no se percató del sismo. "No hubo movimiento. Nunca sentí nada", dijo Jap Rabino, quien trabaja en un hotel, a Reuters. "Las cosas siguen como siempre", agregó.