Montevideo. Las sociedades anestésico quirúrgicas (SAQ) esperan que en las próximas horas la situación se empiece a descomprimir si es que aceptan una propuesta de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) para aumentar la hora de los anestesistas de $300 a $700 (US$15 a US$35), dijo  Matías Abal, asesor legal de los profesionales médicos.

El dirigente de las SAQ, Gustavo Malfato, dijo que esta propuesta comprende a los anestesistas de los hospitales Pereira Rossell y Maciel, que tienen las situaciones más críticas.

Malfato dijo que si se llega a ese acuerdo puede haber algunos profesionales que no concurran pero estimó que otros lo harán.

La plantilla normal del Pereira Rossell es de 60 anestesistas. Algunas cirugías pediátricas que están demoradas en ese hospital se canalizarán a través de mutualistas, para lo cual ASSE llamó a una licitación. La propuesta de aumento realizada por ASSE será analizada este lunes entre los médicos y las autoridades.

En la asamblea que realizaron los anestecistas este viernes estos había decidido rechazar la ley votada por el Parlamento la semana pasada, que estableció el “estado de emergencia” por 120 días y los puede llevar a trabajar obligados a los hospitales públicos.

Son más de 3000 pacientes los que están registrados en la lista de espera de ASSE para ser intervenidos quirúrgicamente. Solamente en el Pereira Rossell están pendientes 338 operaciones oncológicas.