Montevideo. La Tasa de Mortalidad Infantil (TMI) en Uruguay cayó en 2014 hasta 7,78 por cada 1.000 nacidos vivos, la segunda más baja de la historia, frente a 8,8 de 2013, según cifras del ministerio de Salud Pública (MSP).

El ministro del MSP, Jorge Basso, citado este lunes por la prensa local, destacó el dato como "la cifra más baja en toda la historia del país junto con la de 2010", con lo que se "consolida una tendencia decreciente".

La TMI en 2010 fue de 7,1 por 1.000 nacidos vivos.

Para Basso, se trata "de los mejores indicadores en todas las Américas", de acuerdo con declaraciones que hizo el domingo a la noche en un Consejo de Ministros abierto al público en la ciudad de Melo, departamento de Cerro Largo, en el noreste del país.

Detalló, además, que el último año hubo un "mayor peso de la mortalidad neonatal" asociada a la prematurez, malformaciones, trastornos genéticos, tabaquismo, alcohol y otras drogas y a falta de controles en el embarazo.

Por otra parte, hubo una "clara disminución de la mortalidad post neonatal" que va entre el año y los tres años y está vinculada a los avances sociales, sostuvo Basso.

La TMI en 1993 se ubicaba en 20,2 por 1.000 nacidos vivos.

Entre 2004 y 2006 la tasa de mortalidad infantil uruguaya era de 12,2, en el trienio 2007-2009 de 10,7, y entre 2010 y 2012 de 8,6, de acuerdo con las estadísticas oficiales.