La operación “Maia”, de la Dirección General de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas de Uruguay, permitió incautar este miércoles 180 kilos de cocaína que habían sido lanzados desde una avioneta en el departamento de Cerro Largo y procesar a seis personas por el delito de tráfico de drogas.

Ahora la Justicia sigue de cerca los pasos de varios uruguayos que se encuentran radicados en el exterior con identidad falsa que participaron de este operativo.

Según indicó a radio El Espectador el juez del crimen organizado, Jorge Díaz, “hay ciudadanos uruguayos en el exterior trabajando” en el narcotráfico que están vinculados con este delito.

“Las personas están identificadas y por la información que tenemos tienen documentación falsa por lo que dependemos de las autoridades internacionales para su captura”, dijo el magistrado.

La droga había sido lanzada desde una avioneta en un campo. La operación, denominada "Maia" se desplegó desde la mañana de este miércoles en Cerro Largo, Lavalleja y Maldonado.

En la maniobra participó también un recluso del penal de libertad, que mantuvo contactos con la organización que opera en varios países de la región. Díaz indicó que la información se pudo recavar a raíz de la intervención del teléfono celular de ese recluso.

“El recluso se estaba comunicando con dos personas que estaban siendo requeridas por las autoridades uruguayas que participaron, en octubre del año pasado, en Nueva Palmira de una incautación de droga. Se trata de dos uruguayos radicados en Bolivia”, explicó Díaz.

Las escuchas telefónicas también pudieron constatar la participación de un ciudadano colombiano radicado en Cardona, que era quien ajustaba los detalles para la entrega de la droga.

Los investigadores que realizaron a la operación debieron esperar “una semana” hasta la llegada del cargamento, a raíz de demoras que presentó la avioneta que trasladaba la droga.

“Sabíamos que el ingreso era por vía aérea a Cerro Largo. Ya habíamos constatado que algunos cuidadnos colombianos habían ingresado a ese departamento y marcaron con GPS los lugares para el descenso (de la droga). Luego se produjo el bombardeo lluvia. Se lanzó en los lugares determinados, para que la avioneta no aterrice”, explicó.

Entre los seis procesados hay dos mujeres de nacionalidad uruguaya (L.K.C.P y A.L.S.P), tres hombres de nacionalidad uruguaya (J.E.A, S.D.P. y C.M.S.C) y un ciudadano colombiano de iniciales R.A.P.R.

En un campo de Cerro Largo -indicado como predio de forestación-, a pocos kilómetros de la frontera con Brasil, una avioneta arrojó varios bultos desde el aire que fueron levantados por cuatro personas que se trasladaban en dos autos con chapa de Maldonado: un Chevrolet Celta negro y Ford Escort gris.

A esa altura, personal especializado de la dirección Antidrogas estaban vigilando la maniobra, y una vez que constataron el rumbo de los narcos, los jerarcas de la Dirección General de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas dispusieron que los autos fueran detenidos en el kilómetro 363 de la ruta 8, frente al local de la seccional 10ª de la Jefatura de Cerro Largo.

Una vez realizada la detención con éxito, los efectivos constataron que en el asiento trasero de uno de los vehículos transportaban seis bolsas de nailon celeste, conteniendo varios ladrillos con cocaína.

De forma paralela se llevaron allanamientos en una finca de la ciudad de San Carlos, donde se incautaron documentos, dos armas cortas, y se procedió a la detención de una ciudadana uruguaya.