El Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, aseveró este domingo que el nuevo papa Francisco debe iniciar un proceso de modernización de la iglesia católica y liberarla de “anacronismos” para tratar, con mayor tolerancia, temas relacionados a la sexualidad.

A su juicio, el sumo pontífice parece “ser moderno”.

“Espero que inicie el proceso de modernización de la iglesia, liberándola de anacronismos como no tratar con temas como el sexo y la mujer”, manifestó al diario O Estado de Sao Paulo.

El destacado escritor peruano indicó que si el papa Francisco no hace los esfuerzos para modernizar la iglesia, ésta seguirá perdiendo audiencia.

“Los problemas como la pedofilia que casi destruyeron la iglesia nacieron de esa intolerancia al sexo”, agregó.

En su opinión, las religiones, sin excepción, han demostrado ser intolerantes, pues, a su juicio, “traen verdades absolutas, lo que no combina con el espíritu democrático”.

“Al mismo tiempo, una democracia sin una vida espiritual se convierte en una selva, como ya dijo Isaiah Berlin, en la que los lobos comen todos los corderos”, concluyó.