El Vaticano anunció este jueves que no respalda una carta escrita por el cardenal colombiano Darío Castrillón Hoyos en 2001, publicada en el sitio francés Golias, y asegura que "no representa la línea de la Santa Sede".

En la carta, el cardenal de Medellín (Colombia) , que entonces era prefecto de la Congregación del Clero, felicita a un obispo francés por no haber denunciado a un sacerdote por abusos a menores ante la administración civil.

"Os felicito por no haber denunciado a un sacerdote por la administración civil. Lo has hecho bien y estoy encantado de tener un compañero en el episcopado que, a los ojos de la historia y de todos los obispos del mundo, habría preferido la cárcel antes que denunciar a su hijo sacerdote" , refiere la misiva.

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, se apresuró a comentar este jueves que no sólo no tiene nada que ver con la línea seguida por la Santa Sede, sino que "demuestra lo necesaria que era la unificación de todos los casos de abusos sexuales bajo la competencia unitaria y rigurosa de la Congregación para la Doctrina de la Fe".

Este tratamiento riguroso, agregó Lombardi, comenzó en 2001 con el Motu Propio en el que estaba contenido el documento sobre Delicta Graviora (Delitos más graves) ", concluyó.