Caracas. Autoridades venezolanas detuvieron a un grupo de 19 colombianos por una supuesta tala indiscriminada de árboles y porte de armas largas, en un nuevo episodio que podría escalar roces políticos entre los Gobiernos de ambos países.

"Se les incautaron varias armas de fuego de distintos calibres, cartuchos entre otros implementos, no se descarta que puedan pertenecer a una célula militar", reseñó el martes por la noche Radio Nacional de Venezuela citando a Juan Aponte, alcalde del Municipio Acevedo, en el estado Miranda del centro del país.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, un socialista opuesto al Gobierno conservador de Alvaro Uribe en Colombia, disminuyó el año pasado el comercio binacional en protesta porque Bogotá acordó permitir la ampliación de la presencia militar estadounidense en su territorio.

Chávez afirma que Estados Unidos -principal destino de sus exportaciones petroleras y su mayor proveedor de importaciones- refuerza su presencia militar en Colombia para atacar su "revolución socialista" y quedarse con el crudo de sus ingentes reservas.

Bogotá argumenta que se trata de cooperación en la lucha contra el narcotráfico y la guerrilla.

Los detenidos "realizaban actividades de la tala indiscriminada a la vegetación y árboles de la zona", dijeron autoridades locales venezolanas.

Colombia denunció atropellos por parte de autoridades venezolanas contra sus ciudadanos en ese país.

"Nosotros exigimos el debido proceso, el respeto a los derechos humanos que están consignados en todos los compromisos internacionales de todos los países a los ciudadanos colombianos", dijo el ministro de Defensa, Gabriel Silva.

"Seguimos viendo con preocupación las arbitrariedades que se cometen contra los colombianos en Venezuela y en otros países", agregó el funcionario en Bogotá.

El mes pasado, la detención de unos 20 colombianos en Venezuela, acusados de espionaje y sabotaje al sistema eléctrico, crispó la deteriorada relación binacional. Bogotá acusó entonces a Caracas de violar los derechos humanos.