Caracas. Venezuela se encuentra en el quinto puesto del Índice de Oportunidades Humanas (IOH) 2010, elaborado por el Banco Mundial (BM), por encontrarse perfilada como uno de los Estados de América Latina y el Caribe (ALC) con más posibilidad de ofrecer servicios básicos necesarios en el desarrollo de una vida productiva.

El IOH es un ejemplo que el BM emitió, con datos representativos de más de 200 millones de niños y niñas en 19 países durante 15 años, para que las naciones de ALC vayan creando sus propias estadísticas en aras de ofrecer mayores oportunidades a sus habitantes.

El Índice de Oportunidades Humanas 2010 fue presentado por Marcelo Giugale, director de Programas para la Reducción de la Pobreza del BM, y mide la tasa de disponibilidad de servicios básicos y circunstancias en los individuos de cero a 16 años de edad.

Para tener oportunidades. El IOH tomó como referencia de servicios básicos el acceso a agua, electricidad y saneamiento, la asistencia escolar y la terminación a tiempo del sexto grado educativo.

Los expertos consideran que estos son servicios indispensables para que los miembros de una sociedad puedan llevar una vida productiva.

Por otra parte, el informe analizó siete circunstancias personales: educación y presencia de los padres, ingreso familiar, número de hermanos, género del niño, género del jefe de hogar y lugar de residencia.

Al ser implementado este tipo de estudio en un país específico los datos podrían incluir un grupo más amplio de servicios como por ejemplo el acceso a internet y otros elementos circunstanciales: ocupación de los padres, identificación de étnica, entre otros.

El tiempo de la excelencia. El documento reportó que el promedio del IOH regional, desde 1995, ha crecido a una tasa de un punto porcentual al año.

Para los expertos es insuficiente la medición regional anual. En el caso de Venezuela, el reporte afirma que el país requiere de 18 años para lograr la universalidad de los servicios básicos a toda su población.

Giugale invitó a los gobiernos de la región "ha mejorar los índices de oportunidad para sus ciudadanos y acelerar la universalización de los servicios básicos".