Las autoridades venezolanas han registrado hasta ahora al menos cinco casos de personas fallecidas y otras 236 infectadas por un rebrote de influenza AH1N1, que se registró como una epidemia a nivel mundial entre 2009 y 2011, informó este domingo la prensa local.

Los pacientes diagnosticados positivos con la enfermedad en el país se concentran en los estados Mérida, Táchira, Barinas (suroeste), Zulia, Lara (noroeste), Aragua (centro norte) y Nueva Esparta (isla del Caribe venezolano).

Las autoridades sanitarias nacionales y regionales de las entidades afectadas refuerzan el cerco epidemiológico y la atención en clínicas y hospitales para prevenir la expansión del brote, que afectó con fuerza al país en 2011, cuando se reportaron cerca de mil casos.

La influenza AH1N1 es una cepa de gripe más agresiva que la influenza común, y puede provocar, además de tos, escurrimiento nasal y dolor de cabeza, fiebre alta, dolor muscular, fatiga y falta de apetito.

La AH1N1 no mata por sí misma, pero puede vulnerar la salud de los infectados cuando interactúa con patologías preexistentes, por lo que deben recibir atención especial los ancianos, mujeres embarazadas y personas con cáncer, sida, diabetes y problemas cardíacos, entre otras enfermedades.

Las víctimas fatales de la enfermedad en este nuevo brote que registra Venezuela se localizaron dos en Zulia, dos en Aragua y una en Lara.

En cuanto a la incidencia de casos positivos, el estado más afectado es Mérida, con 125 contagiados, seguido por Lara (63), Zulia (22), Aragua (11), Nueva Esparta (7), Barinas (6) y Táchira (2).

La ministra de Salud de Venezuela, Isabel Iturria, llamó a la calma a la población, e indicó que se aplicará la vacuna contra este virus a grupos vulnerables.

El gobierno nacional exhortó a los habitantes de los estados afectados a seguir medidas de seguridad, como el uso de tapabocas y lavarse las manos constantemente, además de acudir a centros de salud en caso de presentar síntomas del padecimiento.

La influenza AH1N1 puede ser combatida con el uso de retrovirales cuando ya se ha manifestado, y también se puede prevenir su aparición mediante una vacuna especial.

La prensa local ha reportado que, pese a no haberse presentando hasta ahora ningún caso de AH1N1 en Caracas ni en la periferia de la capital venezolana, ha aumentado el número de consultas por afecciones respiratorias en los centros de salud.

La Alcaldía de El Hatillo, uno de los cinco municipios que conforman la ciudad de Caracas, realizó este domingo una jornada de vacunación contra el virus para llevar tranquilidad a sus habitantes.