La viceministra de la Mujer en Perú, Regina Medina, fue cesada en el cargo por la titular de esa cartera, Virginia Borra, luego de que se comprobarse que años atrás utilizó una resolución ministerial falsificada para acceder al beneficio de la cédula viva.

El origen de este caso se remonta a 1989 cuando Medina, con 38 años, decidió jubilarse para cobrar la pensión de cédula viva y presentó el documento por un supuesto puesto de trabajo en el que nunca ejerció, lo que le permitió cobrar por 15 años este beneficio.

Lo que dio pie a la investigación fue una copia de la resolución real, quedando al descubierto los nombres de dos empleados contratados que fueron sustituidos por Regina Medina.

Según consigna El Comercio, al sentirse presionada por las pruebas, Medina aceptó que ejerció hasta el viernes como la segunda titular en el despacho de la Mujer, ocultándole a la ministra Borra su ilícito.

“El policía que me tomó la declaración dijo que como era profesional nadie iba a creer que cometí eso, que podía reconocer eso y nada saldría de acá. Entonces lo reconocí. Son errores que uno comete”, contó la cesada viceministra.