Quito. El volcán Tungurahua continuaba con una constante columna de emisión de gases y ceniza de cerca de dos kilómetros de altura por encima del nivel del cráter y dirección sur-occidente, según informó este domingo el Instituto de Geofísica de Ecuador.

Las emisiones de ceniza, en las últimas horas, han afectado a las poblaciones Palictagua y San Juan, cercanas al volcán, detalló un comunicado.

Además, "se registraron siete explosiones y cinco episodios de tremor de emisión continuo" , añadió el informe.

Por otro lado, la web de la presidencia apuntó que las emisiones están acompañadas por "la expulsión de bloques incandescentes que ruedan por los flancos del volcán" y que "se escucha esporádicos bramidos de intensidad muy leve".

El Tungurahua empezó a expulsar ceniza el 22 de noviembre y el sábado 4 de diciembre realizó una erupción importante de flujos piroplásticos, lo que obligó a desalojar a los campesinos de la zona.

El volcán entró en 1999 en un proceso eruptivo y, desde entonces, intercala períodos de relativa calma con otros más violentos.