La Paz. El viceministro de Defensa Civil, Oscar Cabrera, dio a conocer el envío de 10 toneladas de alimentos y el traslado de 50 médicos a las regiones amazónicas anegadas por las fuertes lluvias y el desborde de ríos que origina el fuerte temporal que afecta a parte del país.

En aviones Hércules el gobierno central boliviano dispuso el envío en horas de la mañana de este sábado de dos vuelos con cinco toneladas de alimentos y productos de primera necesidad, sumando posteriormente la presencia de 50 médicos para atender a las poblaciones de Beni y del norte de La Paz.

Tanto alimentos como productos serán distribuidos en las zonas de Rurrenabaque, Reyes, San Borja, San Ignacio de Moxos, Santa Rosa de Yacuma, Beni, Ixiamas y San Buenaventura.

La autoridad apuntó que dos helicópteros permanecen en las regiones aledañas al río Beni para realizar el rescate de las familias damnificadas.

"En Trinidad tenemos el Comando Conjunto que se desplazará para poder organizarse y poder atender una posible inundación en esa ciudad debido a que las aguas del río Ichilo y del Chapare desembocan en el río Mamoré y esas aguas podrían desbordar Trinidad, por eso nos estamos preparando para afrontar esa eventualidad", precisó Cabrera.

Aseguró que Defensa Civil realiza tareas de prevención con la habilitación de albergues, el almacenaje de alimentos y el desplazamiento de médicos.