Bogotá. El representante en Colombia del Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef), Roberto De Bernardi; el coordinador Residente y Humanitario de las Naciones Unidas, Fabrizio Hochschild, y el vicepresidente colombiano, Angelino Garzón, rechazaron la vulneración de los derechos de los niños en un comunicado.

Con motivo de la celebración esta semana del día internacional contra la vinculación de menores al conflicto, las partes exhortaron a los grupos armados ilegales "a cesar el reclutamiento y la utilización de los menores de 18 años", de acuerdo con sus obligaciones bajo la Convención sobre los Derechos del Niño.

Garzón también hizo un llamado para que en los diálogos de paz entre el gobierno y las FARC en Cuba "se tengan como mínimos humanitarios la desvinculación de los niños y niñas de los grupos armados y la renuncia absoluta y tajante a continuar con estas prácticas".

Para el vicepresidente, si las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) se comprometen públicamente a no reclutar niños y adolescentes "resultaría en una invaluable muestra de un auténtico compromiso en la construcción de una paz estable y duradera".

Las negociaciones de paz entre el Gobierno y las FARC en Cuba comenzaron en noviembre de 2012 y hasta el momento han producido dos acuerdos sobre tierras y participación política.