Montevideo. A partir de marzo o abril, y por primera vez en la historia, la policía anunciará públicamente cuáles serán sus metas para la reducción de delitos a fines de 2011, dijeron fuentes del gobierno.

El director nacional de Policía, Julio Guarteche, se encuentra trabajando con el resto de los jerarcas policiales para determinar qué porcentaje de rapiñas, hurtos, copamientos y arrebatos (entre otros delitos), la policía se compromete a disminuir con su accionar preventivo y represivo durante 2011.

El Ministerio del Interior tomará el 2010 como fecha base para fijar criterios de gestión de ahora en adelante.

Las fuentes dijeron que se pretende darle a la gestión policial un estatus de calidad y un tipo de funcionamiento que permita medir los resultados en un área tan polémica como la seguridad pública.

“¿Y si al fin de año las cifras no cierran? “Tendremos que asumir los costos”, dijo una fuente policial.

“Lo que no vamos a hacer es ocultar información, sino al contrario. Esta es la única manera real de medir si somos eficientes o no, qué parte de la responsabilidad le cabe a la Policía y qué parte a otros organismos del Estado, y es la única manera de fijarnos objetivos en pos de mejorar la calidad de vida de la gente, que de eso se trata”, agregó.

Para hacer frente al compromiso que asumirá públicamente, el Ministerio del Interior deberá hacer algunas inversiones claves, una de ellas en cárceles y la otra en cantidad de efectivos patrullando en las calles.

Por ejemplo, hoy hay unos 20 patrulleros activos por turno en las 24 seccionales de Montevideo, y el gobierno aspira que a fin de año haya al menos 48 patrullas (dos por seccional) en cada turno recorriendo la capital en una tarea disuasoria.