Montevideo. El Ministerio del Interior de Uruguay afina un programa de asistencia a hijos de presos que quedan sin protección familiar y que abarcaría a 20 mil niños, dijeron fuentes oficiaMontevideo.les citadas hoy por la prensa local.

"Muchos de los hijos de padres presos sufren situaciones como inicio precoz en drogas y maltratos o comienzan su carrera delictiva con pequeños robos", advirtió Gabriela Fulco, asesora del ministro del Interior, Eduardo Bonomi.

"Se trata, en promedio, de unos 20.000 niños atendidos por vecinos, el Instituto del Niño y el Adolescente o por personas desconocidas para ellos", planetan edn el ministerio del Interior.

Para Fulco, esta iniciativa que comenzará a implementarse este año "tiene un foco preventivo y humanitario" y "es algo muy importante para proteger a la infancia", subrayó. Según cifras oficiales, unas 9.600 personas se encuentran en el sistema carcelario.

"A un promedio de dos hijos por pareja, tenemos unos 20 mil niños atendidos por vecinos, el INAU (Instituto del Niño y el Adolescente) o por personas desconocidas para ellos", reseñó la asesora ministerial.

El programa busca subsanar"hechos graves" como la separación de hermanos, la institucionalidad de niños en hogares del INAU, cambios de escuelas e interrupciones de controles sanitarios, informó Fulco.

También, ofrecerá contención y ayuda psicológica para que los niños puedan lidiar con el estrés de las visitas a sus padres en la cárcel.

Falco recordó que al quedar sin contención familiar, muchos hijos de delincuentes pierden toda asistencia estatal y partidas económicas del Ministerio de Desarrollo Social (Mides). 

La iniciativa se enmarca en el plan "Apoyo a la Consolidación de la Reforma Penitenciaria con énfasis en las mujeres privadas de libertad y sus hijos" que tiene el apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo(PNUD) y ONU Mujeres.