Tegucigalpa. El ex presidente de Honduras, Manuel Zelaya, calificó como un "absurdo jurídico" el fallo del juez Óscar Chinchilla que suspendió las órdenes de captura en su contra, pero sin anular los juicios por corrupción.

"Mel" Zelaya, quien asistió este viernes a su primera sesión como representante de Honduras ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen) en Guatemala, dijo a radio Globo que el fallo fue manipulado políticamente, como parte de un plan de persecusión en su contra.

"Esta resolución significa un absurdo jurídico, principalmente porque anulan las órdenes de captura por vicios de proceso" con lo que "reconocen que el proceso está totalmente viciado" pero no anulan los juicios, alegó Zelaya, acusado por fraude y falsificación de documentos públicos, en perjuicio de la fe y administración pública.

La Fiscalía contra la Corrupción presentó los requirimientos contra Manuel Zelaya en 2009, por el desvío de 57 millones de lempiras del ministerio de la Presidencia y el Fondo Hondureño de Inversión Social (FHIS) que fueron utilizados para el pago de publicidad de la denominada Cuarta urna, proyecto ilegal mediante el cual pretendía derogar la Constitución de Honduras.

Según el ex mandatario, que abandonó Honduras el 27 de enero de 2010 mediante un salvoconducto otorgado por el actual presidente Porfirio Lobo, el fallo de Chinchilla "no tiene sustentación jurídica, es una manipulación política (...) y están siguiendo un plan para seguirme persiguiendo, seguir violando todos mis derechos".

Óscar Chinchilla fue nombrado juez natural encargado del proceso contra Manuel Zelaya por la Corte Suprema de Justicia (CSJ), en vista de que el ex presidente hondureño ocupa un alto cargo estatal.

Este viernes, el magistrado decretó de oficio la nulidad parcial de las órdenes de captura contra Zelaya, dejando sin valor ni efecto las mismas; sin embargo, declaró sin lugar la solicitud de la defensa de anular los juicios por corrupción contra "Mel", en cumplimiento al artículo 167 del Código Procesal Penal, por considerar que son extemporáneas.

De acuerdo a la Fiscalía contra la Corrupción de Honduras, el juez natural deberá citar al ex mandatario para que responda por los cargos que se le imputan.