Washintong.- La Casa Blanca dijo el lunes que es poco probable que se celebre una reunión entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el máximo líder de la República Popular Democrática de Corea (RPDC), Kim Jong Un, en un futuro cercano, aunque Trump esté abierto a esta posibilidad.

"Estamos tan al principio de este proceso que no veo que esto pueda ocurrir en un futuro cercano", dijo el portavoz de la Casa Blanca Sean Spicer durante una rueda de prensa regular.

 "Tenemos que ver cómo se reduce el comportamiento provocador inmediatamente. Hay muchas condiciones que creo que tendrían que ocurrir con respecto a su comportamiento", dijo Spicer.

"Si fuera apropiado que me reuniera con él, claro que lo haría, estaría honrado de hacerlo (...) Si fuera bajo, de nuevo, bajo las circunstancias adecuadas. Pero sí lo haría", aseguró el presidente de EEUU.

 En este contexto, añadió, "es evidente que las condiciones no se dan ahora mismo". El mismo lunes, Trump dijo a Bloomberg que se reuniría con Kim Jong Un "bajo las circunstancias adecuadas".

 "Si fuera apropiado que me reuniera con él, claro que lo haría, estaría honrado de hacerlo (...) Si fuera bajo, de nuevo, bajo las circunstancias adecuadas. Pero sí lo haría", aseguró el presidente de EEUU.

Se ha incrementado la tensión entre Washington y Pyongyang a lo largo de los dos últimos meses, debido a la amenaza del país norteamericano de llevar a cabo un ataque militar contra la RPDC por sus programas nuclear y de misiles.

EEUU y la República de Corea también han celebrado sus ejercicios militares conjuntos más grandes hasta la fecha durante los dos últimos meses, al tiempo que el grupo de ataque del portaaviones USS Carl Vinson ha llegado a las aguas cercanas a la península de Corea para participar en los juegos de guerra conjuntos con el ejército surcoreano