Pasar al contenido principal
Poner atención plena en una cosa aumentaría la productividad en un 20%
Martes, Febrero 23, 2016 - 14:25

Cada trabajador pierde alrededor de una hora y media al día en distracciones, lo que supone unas ocho horas a la semana, según Adecco.

Actualemente los trabajadores se consideran multifuncionales, sin embargo, está práctica que muchos considerarían positiva podría estar reduciendo sus niveles de productividad, y más cuando existe una gran cantidad de distracciones externas.

En ese sentido, la empresa de recursos humanos Adecco, considera importante aplicar la técnica del mindfulness, recurso que consiste en enseñar al cerebro a poner el foco en una sola función, de tal forma que pueda dedicarle una atención plena y que haga al trabajador ser una persona más productiva. Además señala que al aplicarla se registra un incremento de la productividad que se sitúa en torno al 20%. 

Según señaló la firma en un comunicado, cada trabajador pierde alrededor de una hora y media al día en distracciones, lo que supone unas ocho horas a la semana, es decir , desaprovecha el 20% de su jornada laboral. Y es más, las empresas que llevan a cabo programas de mindfulness reducen en un 78% las bajas por ansiedad, estrés o depresión de sus trabajadores. 

¿Qué beneficios aporta prácticar el mindfulness de forma habitual? Aquí algunos de los más importantes para Adecco.

1. Mejora del rendimiento: Incrementa y mejora el razonamiento verbal y la memoria, por lo que se convierte en una buena herramienta para ampliar las funciones cognitivas. 

2. Facilita la recuperación ante el estrés: No sólo disminuye los niveles de estrés de los trabajadores, sino que, además, reduce los tiempos de recuperación tras un período de estrés. 3 #Mindfulness 

3. Facilita el trabajo: La práctica continuada de mindfulness hace a las personas menos críticas con los demás y mejora su capacidad de escucha, lo que se traduce en una mayor capacidad de trabajo en equipo. 

4. Disminuye las bajas por incapacidad temporal: No sólo las relativas a estrés, sino también a las debidas a resfriados e infecciones respiratorias, disminuyendo el tiempo y la gravedad de los mismos. 

5. Mejora la inteligencia emocional: Este tipo de meditación ayuda a gestionar el dolor y las emociones de forma más eficaz. 

6. Mejora el sueño: La reducción de estrés y la mejora en el control de las emociones pueden tener beneficios sobre el sueño. 

7. Incrementa la eficacia: Al aumentar la concentración y la atención, la memoria y la gestión emocional, el trabajador se sentirá mucho más capacitado en la toma de decisiones y eso le hará una persona más productiva y eficaz en el trabajo. 

Imágenes | Pixabay

Autores

AméricaEconomía.com