Pasar al contenido principal
¿Por qué la diversidad es un tema que no se puede ignorar?
Jueves, Mayo 27, 2021 - 10:05

Por Fernando Mantovani, director general de Robert Half para Sudamérica.

Si la diversidad cultural es un tema que tu organización nunca ha abordado, este es el momento. Con el desarrollo del home office, el trabajo híbrido y el concepto del trabajo desde cualquier lugar, tu próximo compañero de proyecto o el mejor talento de tu equipo puede estar en cualquier ciudad o país del mundo, aportando sus creencias, experiencias y visión del mundo al ambiente corporativo.

Y cuando esa persona se presente al resto del equipo, es fundamental otorgarle una genuina sensación de acogida. Además de ser un acto de gentileza y empatía, que debería ser más frecuente en la sociedad, alguien que se siente incluido en un ambiente de respeto y valoración siempre tiene oportunidades de dar mucho más por sí mismo y por todo el grupo.

Antes de la pandemia, era común que las oficinas de todo el mundo recibieran la visita de consultores de otras regiones. Ese intercambio siempre es muy valioso para la vida personal y profesional de todos quienes participan de esos encuentros. En mi caso personal, diariamente me reporto desde Brasil a una descendiente de griegos que vive en Canadá y frecuentemente mantengo contacto con profesionales de Estados Unidos y Europa. En Brasil la situación se repite ya que tenemos oficinas en São Paulo, Río de Janeiro, Campinas, Belo Horizonte, Porto Alegre. Y a nivel regional, la dinámica incluye a Chile.

Otra razón para apostar por ambientes diversos es la valoración que los profesionales le otorgan a la diversidad e inclusión. Hoy, los trabajadores muestran mucho más interés por trabajar en empresas que respeten sus características y donde se pueda aprender de los demás.

Para que ese intercambio se concrete realmente, es fundamental que la diversidad forme parte del ADN de la compañía, con buenas prácticas que promuevan la diversidad en la organización, comenzando por un liderazgo inclusivo y esparciendo buenas ideas hacia los demás niveles jerárquicos. Si esto no ocurre, la diversidad no se valora y no pasa de ser una declaración de principios, las personas que no se sienten aceptadas o escuchadas tienden a aislarse cada vez más. O lo que es peor, buscan nuevos rumbos, llevando un talento que puede ser muy valioso a otro lado.

Autores

Fernando Mantovani