Asunción. Los precios al consumidor de Paraguay subieron un 0,2% en agosto, impulsados principalmente por alimentos y combustibles, lo que llevó la tasa interanual al 3,9%, muy cerca del centro de la meta del Banco Central.

En julio, los precios habían bajado un 0,3%.

"La inflación del mes de agosto del año 2018 responde a los incrementos verificados principalmente en los bienes alimenticios", informó el Banco Central. 

Los derivados del petróleo aumentaron debido al incremento de los precios internacionales del crudo y a la depreciación de la moneda local frente al dólar, que también provocó alzas de bienes duraderos como vehículos y electrodomésticos. 

La meta oficial de inflación para 2018 es de un 4,0% con un margen de más o menos dos puntos porcentuales.

Paraguay cerró el 2017 con una inflación del 4,5%, y un crecimiento económico del 4,8%.