Lima. El partido opositor que domina el Congreso peruano pidió este jueves la renuncia inmediata del presidente Pedro Pablo Kuczynski, luego de que la empresa brasileña Odebrecht -investigada por pagos de sobornos- informó que en la década pasada contrató asesorías de dos firmas ligadas al mandatario.

La constructora Odebrecht, acusada en varios países de América Latina, informó al parlamento unicameral peruano que pagó 4,8 millones de dólares a las empresas vinculadas a Kuczysnki, y una cuando el mandatario era funcionario del Gobierno del expresidente Alejandro Toledo entre 2001 y 2006.

"Aquí no caben más explicaciones, aquí lo que el pueblo peruano exige es que el presidente renuncie y que se dé una transición constitucional para que el vicepresidente de la República asuma la presidencia del Perú", dijo el legislador y vocero del partido opositor Fuerza Popular, Daniel Salaverry.

El anuncio se hizo tras una reunión de legisladores de distintos partidos del Congreso unicameral, que se declaró en sesión permanente para analizar la situación del mandatario.

Si bien la fiscalía dijo que no puede investigar a un presidente en ejercicio porque lo impide la Constitución, señaló que tiene la lupa sobre las firmas citadas por Odebrecht y vinculadas al mandatario.

Kuczynski, de 79 años, ha negado que haya recibido pagos indebidos en su vida profesional y anunció que se reunirá con la comisión del Congreso que investiga a Odebrecht el 22 de diciembre para explicar su relación con las consultoras.

"Hay muchos chismes, rumores, muchas luchas fratricidas; tenemos que unirnos contra los verdaderos obstáculos y esos obstáculos son bien conocidos", dijo Kuczynski el jueves sin mencionar el asunto de Odebrecht, en una discurso durante la clausura anual académica del Ejército.

Odebrecht reportó al Congreso que pagó a la firma Westfield Capital 782.000 dólares entre 2004 y 2007, incluyendo 60.000 dólares en los años en que Kuczynski fue ministro de Economía y primer ministro del expresidente Toledo.

En su declaración de intereses presentada en enero de este año y publicada en la página web de la presidencia, Kuczynski reportó que Westfield Capital es una empresa unipersonal de asesoría de banca de inversión. La última transacción de la firma de asesoría fue en 2007.

Planean pedir vacancia. Odebrecht dijo que pagó otros US$4,05 millones entre 2008 y 2013 a First Capital, en la que el mandatario trabajó como consultor para proyectos de infraestructura.

"Es el peor momento (para Kuczynski) dado que se está confirmando algo que venía como un rumor, están nombrando empresas, montos que tiene que ser aclarados por el presidente", dijo a Reuters la legisladora de Fuerza Popular y expresidenta del Congreso, Luz Salgado.

El partido de izquierda Frente Amplio, que apoyó a Kuczynski en las elecciones, anunció que presentará ante el parlamento un pedido de vacancia presidencial, una figura que el Congreso puede invocar por incapacidad moral o física del mandatario, entre otras causas.

Si el Congreso discute y vota a favor de esta moción, la figura establece que debe asumir el vicepresidente.

"Queremos que se defina la gobernabilidad honesta y democrática, por eso vamos a presentar la moción de la vacancia", dijo a periodistas el legislador Marco Arana.

Si bien la fiscalía dijo que no puede investigar a un presidente en ejercicio porque lo impide la Constitución, señaló que tiene la lupa sobre las firmas citadas por Odebrecht y vinculadas al mandatario.

La revelación de Odebrecht, que admitió antes haber pagado en Perú sobornos para asegurar contratos durante los últimos tres gobiernos del país andino, golpeaba a los mercados.

El principal índice de la bolsa peruana, el de las acciones con mayor liquidez y capitalización, caía un 2,25%; mientras que la moneda local, el sol cerró en mínimos de un mes frente al dólar.

"El presidente le debe una explicación al país. Vivimos un momento delicado", dijo un legislador del propio partido oficialista, Guido Lombardi, a la radio local RPP.