México. México requiere mantener la estabilidad económica y generar mayores condiciones para la inversión privada en el país, lo que a su vez permita un mejor bienestar a la sociedad y generar empleos mejores pagados, coincidieron este viernes tres de los cinco candidatos presidenciales que se disputan el cargo principal del país rumbo a los comicios del 1 de julio próximo.

     En el marco del último día de actividades de la 26 Reunión Plenaria de Consejeros Consultivos Citibanamex, celebrada en la capital mexicana, más de 800 banqueros del país latinoamericano escucharon las propuestas y planes de los tres principales aspirantes a la presidencia de México.

     Ricardo Anaya, candidato oficial por la coalición "Por México al Frente", constituido principalmente por el Partido Acción Nacional (PAN) y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), fue el primero en exponer ante los banqueros.

     El joven político, en posteriores declaraciones a la prensa, afirmó que se comprometió a generar más empleos a través de inversiones productivas al tiempo que convocó al empresariado a confiar y mantener las inversiones en México.

Las elecciones del próximo 1 de julio se perfilan como las más grandes en la historia del país, tanto por el número de cargos en disputa (3.404), como por la cifra de votantes (88,3 millones) y su alto costo situado en unos US$1.217 millones, según especialistas.

     "El llamado es a confiar en nuestro país, a seguir invirtiendo en México para que la economía crezca, que pueda haber mayor inversión productiva y pueda haber más empleos en nuestro país", señaló.

     En segundo fue Andrés Manuel López Obrador, por la coalición "Juntos Haremos Historia", integrada por las formaciones políticas Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Partido del Trabajo (PT) y Partido Encuentro Social (PES), quien aclaró que no está peleado con el sector financiero, con quien siempre mantiene una "relación respetuosa", aunque también, sostuvo que "me gusta llamar las cosas por su nombre cuando nos afectan y sobre todo cuando afectan el interés nacional".

     En ese sentido, y en conferencia de prensa posterior, explicó que en este encuentro garantizó el Estado de Derecho y también acabar con la corrupción, además de aclarar otros puntos e inquietudes.

     "Fue un intercambio de puntos de vista sobre la economía, el desarrollo del país. Nos fue muy bien, bastante bien", apuntó.

     En la misma abordaron también temas como el crecimiento económico, las inversiones y la reforma energética, así como la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

     José Antonio Meade, candidato oficial por la alianza "Todos por México", integrada por el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el partido Nueva Alianza, fue el tercero de la lista para este encuentro en donde reconoció la necesidad de trabajar, en la siguiente administración federal, un plan económico que permita trabajar en la agenda de seguridad, salud, educación y combate contra la corrupción.

     "Necesitamos una confianza para que todo funcione adecuadamente la economía mexicana, para que dé estabilidad para que funcione la economía mexicana se necesita confianza", apuntó Meade. Además reiteró que en esta elección quien la genere podrá orientar al país y no sólo divulgando sus propuestas en una plataforma electoral.

     Anaya, López Obrador y Meade, son hasta el momento y de acuerdo con sondeos y encuestas publicadas por la prensa mexicana, los tres principales candidatos, ya que están la preferencia de los millones de mexicanos que se espera salgan a votar el próximo 1 de julio en las elecciones generales.

     Además de estos tres aspirantes, se encuentran la exprimera Dama de México, Margarita Zavala, esposa de Felipe Calderón (2006-2012), y el gobernador con licencia de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, como candidatos independientes para la presidencia.

     Las elecciones del próximo 1 de julio se perfilan como las más grandes en la historia del país, tanto por el número de cargos en disputa (3.404), como por la cifra de votantes (88,3 millones) y su alto costo situado en unos US$1.217 millones, según especialistas.

     En los comicios, México elegirá al sucesor del presidente Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), renovará las dos cámaras del Congreso y algunas gubernaturas.