Sao Paulo. El real de Brasil se desplomaba nuevamente este jueves, alcanzando un nuevo mínimo histórico de 4,46 por dólar a medida que crece la preocupación entre los inversores sobre el impacto del brote de coronavirus en la economía más grande de América Latina.

La caída del real ha recortado su valor frente al dólar en lo que va del año a más del 10%, y se da en momentos en que un número creciente de economistas está recortando sus pronósticos de crecimiento para 2020 en Brasil, algunos por debajo del 2% que es una marca sensible en términos políticos.

A las 10:06, el dólar avanzó un 0,44%, a 4,4636 reales en la venta, mientras que el principal contrato futuro en dólares subió un 0,25%, a 4,4620 reales.

En el máximo de la sesión, la moneda estadounidense se negoció a 4,4650, un nuevo registro histórico intradía.

"El impacto del coronavirus sigue siendo un factor desconocido y una amenaza para la economía mundial", resumió Jefferson Rugik, de Correparti Corretora, citando movimientos de protección.

El economista Silvio Campos Neto, dijo que el movimiento de este jueves es un reflejo del "factor externo, un seguimiento de la tendencia extranjera; las monedas emergentes continúan debilitándose al buscar refugio en activos más seguro”.

Silvio Campos Neto, economista de Tendencias Consultoria, dijo que el movimiento de este jueves es un reflejo del "factor externo, un seguimiento de la tendencia extranjera; las monedas emergentes continúan debilitándose al buscar refugio en activos más seguro”.

Sin embargo, enfatizó que "por ahora, el movimiento sigue siendo modesto en comparación con el aumento del dólar en otros días, como ayer". "Esto sugiere un intento de estabilización, y el día aún puede tener cierta volatilidad".

Antes de las monedas emergentes, como los pesos mexicanos y chilenos, la lira turca y el rand sudafricano, el dólar estaba ganando fuerza, pero frente a una canasta de monedas fuertes, tuvo una caída del 0,28%, perdiendo casi un 0,5% en relación con el yen, una señal de cautela internacional.

El número de nuevas infecciones por coronavirus en China, la fuente del brote, fue superado por nuevos casos en el resto del mundo este miércoles, lo que aumentó los temores de una pandemia. El miércoles, Brasil tuvo su primer caso confirmado en São Paulo.

En un intento por limitar el aumento del dólar, que ya ha subido por séptima sesión consecutiva y acumula un alza de más del 10% este año, el Banco Central realizó en esta sesión una subasta extraordinaria de hasta 20.000 swaps tradicionales con vencimiento en agosto, octubre y diciembre 2020, como se anunció el miércoles, en el que vendió todos los contratos ofrecidos.

Según el economista Silvio Campos Neto, "el mercado ya contaba con esta subasta, por lo que no era nueva", lo que limitó la capacidad de la actividad del BC para frenar la moneda de los Estados Unidos.