Llegaría a ser el crédito privado en Argentina en 2018, si la inflación es controlada y el nuevo gobierno logra recuperar el crecimiento a una tasa de 4% a 5% anual a partir de 2017. Esa es, al menos, la expectativa de parte de la banca privada local y extranjera, que considera que el actual 14% del PIB de préstamos a los privados está muy por debajo del potencial del país.

Algunas entidades creen que Argentina crecerá mucho más que el 4% a 5% que predice la banca. El Banco Santander Rio, por ejemplo, ha anunciado un plan de expansión para aumentar el número de sucursales de 390 a 500.