Es lo que DHL Express espera aumentar su flujo de pedidos en Brasil durante los meses próximos, gracias a la posibilidad de operar con sus propios aviones que le otorga el nuevo gateway que acaba de poner en funcionamiento en el aeropuerto de Viracopos, en la ciudad de Campinas. La terminal aérea mueve el 18% del total de la carga aérea brasileña y puede recibir aeronaves de todos los tamaños. Ella “tiene la tradición y la estructura necesaria para la consolidación de nuestro negocio”, dice, contento, Joakim Thrane, CEO de la alemana DHL Express. Para desplegar más alas.