Eso es lo que han crecido en EE.UU. las ventas de vehículos SUV 4x4 tragadores de gasolina el primer trimestre de 2015, respecto de igual período del año anterior. Al mismo tiempo, las ventas de autos eléctricos e híbridos, mucho más eficientes en uso de energía pero más caros, han bajado sus ventas en 30%. ¿Ergo? La conciencia ambiental era menos fuerte que la conciencia de la billetera. Bajó el precio de la gasolina y los estadounidenses volvieron a las malas costumbres.