6,2% del PIB de América Latina -unos US$320.000 millones de dólares-, es lo que los países de la región deberían invertir para satisfacer sus demandas de infraestructura en el período 2014-2020. Son las nuevas estimaciones dadas a conocer en octubre por la Cepal.

Entre 2002 y 2012, el promedio de inversión en infraestructura fue de 2,7% del PIB. Los países que más se acercan a la recomendación son Costa Rica (5,47% ), Uruguay (5,08%), Nicaragua (4,93%), Bolivia (4,47%), Perú (4,46%) y Brasil (4,10%).