El fondo de inversiones internacional adquirió una participación del 50% en el Terminal de Contenedores de Paranagua (TCP), el tercer mayor puerto de contenedores de Brasil. La operación, que alcanzó los US$ 500 millones, permitirá a la compañía portuaria financiar un enorme plan de expansión en los próximos meses.