Una sequía  de varios años amenaza con derivar en una hambruna importante en El Salvador, partes de Guatemala, el sur de Honduras y el norte de Nicaragua. 

El gobierno nicaragüense dice que la situación no es crítica todavía en ese país, pero la Organización de Naciones Unidas dice que la seguridad alimentaria y nutricional está en peligro. Con los precios de los alimentos en alza y la expectativa de que la sequía continúe, agroempresarios y funcionarios de gobierno en Managua comienzan a sugerir soluciones de mediano plazo. Una de ellas tiene escamas: crear granjas de iguanas que darían ingreso a los agricultores y proteínas a la población.

Hay quienes descreen de la seriedad de esta idea, porque quien la propone es un funcionario que hace poco dijo a los ganaderos que podrían ahorrar hasta el 15% del agua que dan de beber a sus vacas si evitan hacerlas correr.