La compañía Airbus anunció un contrato de US$11.200 millones con la compañía alemana Lufthansa, cuyo consejo ha dado el visto bueno para comprar un centenar de aviones de la familia A320 y A380. Con este pedido Lufthansa se reafirma como el principal cliente de Airbus, al totalizar órdenes por 532 aeronaves.