DIJIMOS: A mediados de mayo, el regulador de comunicaciones mexicano le comunicó a Iusacel que no podría seguir en la licitación por el uso de los 21.000 km de la red de fibra óptica instalada por la Comisión Federal de Electricidad.Para Emilio Azcárraga Jean fue una excelente noticia por partida doble. Por un lado, asestaba un duro golpe a su único competidor en el mercado televisivo del país (“Televisa forever”, AméricaEconomía Nº 388, junio, 2010).

LO NUEVO: Iusacel y Televisa anunciaron un acuerdo por el que Televisa podrá adquirir hasta un 50% del capital social de Iusacel, compartiendo los derechos corporativos con el grupo Salinas. Se dijo que la operación (que implica US$ 37,5 millones en capital y US$ 1.565 millones en deuda convertible) se destinará a financiar el plan de expansión de Iusacel.