¿Tentado de abrir un restaurante o café en São Paulo? Si el concepto, el servicio o la gastronomía no son únicos o, al menos, novedosos, tendrá que disputar el hambre de los paulistas con otros 55.459 competidores. Pero a no desanimarse. Según una encuesta realizada por la empresa Central Mailing List, hay un mercado floreciente para los emprendedores alimentarios. Pero está un poco lejos, en el extremo norte del país, en la frontera con la mítica Guyana Francesa.

Según la encuestadora, de los 730 puntos de ventas calificables como restaurantes o cafeterías y que operan en el estado de Amapá, 130 comenzaron a operar en 2011. El estado ofrece al menos 15 núcleos urbanos, aparte de la capital que le da el nombre y del bellísimo parque nacional Cabo Orange, cerca del monte Tipac.

Gran parte del norte brasileño experimenta un crecimiento del consumo, lo que explica que los estados que siguen en el ránking sean Pará, Piauí y Acre. “La investigación muestra un movimiento interesante en el norte, impulsado –sobre todo– por la mejora de los ingresos de los brasileños y por la nueva clase media emergente”, explica el director de Central Mailing List , Marcos Alex Rodríguez. Considerando que los holandeses abrieron los primeros cafés en el nordeste brasileño en 1600, comensales esperando nuevas ofertas hay.