La gigante celular mexicana adquirió más de 90% de las acciones de sus empresas hermanas Telmex Internacional (Telint) y Carso Global Telecom (CGT). La transacción se evaluó en US$ 19.358 millones y con ella Carlos Slim busca unificar todos sus negocios de telecomunicaciones en América Latina con el fin de ofrecer paquetes de productos más atractivos y competir mejor contra Telefónica.