La compañía de servicios de salud brasileña tomó el control del grupo de hospitales privados de Portugal HPP. Esto, tras un acuerdo con la Caixa Seguros e Saude, una subsidiaria del banco Caixa General de Depósitos que hasta ahora controlaba el grupo hospitalario. La compra fue por US$ 110 millones.