DIJIMOS: Manipular las cifras de inflación ha sido el truco del gobierno argentino para reducir sus pagos de deuda. Pero el acoso de los fondos internacionales podría tornarlo inútil (“La inflación no existe, mi amor”, AméricaEconomía N° 418).

LO NUEVO: Por primera vez en sus 69 años de historia, el Fondo Monetario Internacional censuró al gobierno argentino por manipular sus datos de inflación y Producto Interno Bruto. El organismo multilateral usó un lenguaje duro y dio plazo hasta septiembre para corregir los números. De lo contrario Argentina será expulsada del FMI y perderá el acceso al financiamiento del organismo.