Un estudio de la empresa de servicios inmobiliarios estadounidense Crushman & Wakefield, dice que las arterias comerciales tradicionales de las grandes ciudades latinoamericanas no se estarían beneficiando de las mejoras perspectivas económicas de la región. 

¿Culpa de los centros comerciales? El hecho es que, a junio de este año, el arriendo mensual por metro cuadrado cayó un 8,3% en 12 meses en las tradicionales avenidas bonaerenses Florida, Cabildo, Santa Fe y Alvear. En el céntrico Paseo Ahumada, en Santiago de Chile, el descenso fue de 2,14%. Menos pronunciada fue la caída en la avenida Mazaryk y en las más periféricas Madero y Altavista, en México DF (1,8%). 

Los arriendos en Brasil, en cambio, estarían siguiendo otros patrones. Mientras Ipanema se desplomó en un 28% (Visconde de Pirajá y Garcia D’Avilla) algunos sectores paulistas han subido como espuma: un 35% en las vistosas avenidas Haddock Lobo, Alameda Lorena y Oscar Freire.