DIJIMOS: “¿Cuál es la sensación? Estar a la deriva. Aunque si se quedan con mi dinero, me voy con un bate de béisbol a La Moncloa”. Así sintetiza el madrileño Jorge García el estado de ánimo de los miles de ahorristas de Bankia, el cuarto banco de España, ahora en manos del gobierno (“Respiración artificial”, AméricaEconomía N° 412).

LO NUEVO: Se pensaba que la nacionalización le permitiría a Bankia volver a la normalidad. No sólo la crisis generalizada de la banca española lo ha impedido. De acuerdo a lo consignado por el diario El País, 33 de los máximos responsables de la entidad están siendo procesados por estafa, apropiación indebida, falsificación de cuentas anuales, delitos societarios, administración fraudulenta y maquinación para alterar el precio de las cosas.