El dinero en efectivo tiene ahora una nueva forma en Colombia: el celular, mediante el cual se pueden realizar transacciones financieras, tomando el número de la línea como el número de la cuenta. El proyecto de la Compañía de Financiamiento Mi Plata S.A. está dirigido especialmente a poblaciones de bajos ingresos no bancarizadas y se mueve, principalmente, a través de corresponsales no bancarios.

La plataforma permite a través de la línea celular abrir “Platamóvil”, una cuenta de ahorro simplificada para movimientos mensuales que no superen los US$ 630 y saldos inferiores a los US$ 2.500 (para otros casos se deben seguir los trámites exigidos por la ley local). El sistema arranca cuando el usuario deposita en un punto físico cierta cantidad de dinero. De ahí en adelante puede pagar servicios públicos, hacer transferencias a otros celulares, comprar en tiendas y grandes supermercados, y hacer retiros. A su vez, los que están al otro lado del mostrador pueden hacer recaudos y los empleadores pagar la nómina, no sólo de móvil a móvil, sino a caja registradora electrónica, página web y cajeros automáticos.

“Una de las barreras que han impedido la inclusión financiera es el exceso de requisitos para entregar su dinero a una entidad bancaria”, explica Rolando Salcedo, presidente ejecutivo de Mi Plata. “Por esta razón diseñamos nuestro modelo de negocios partiendo de la necesidad de permitirle al usuario que abra una cuenta, sólo con una llamada, sin desplazarse a una sucursal para llenar formulario con firmas y huellas”.

Los usuarios no requieren mantener un saldo mínimo, no pagan cuota de manejo y las comisiones por compra las asume el vendedor, que en todo caso es la mitad de lo que cobran las tarjetas de crédito o débito. Para las transferencias el costo es de US$ 0,55. En los pocos meses que lleva de funcionamiento Mi Plata, que ha hecho inversiones de US$ 15 millones, tiene 520 cuentas abiertas y 200 comerciantes vinculados.

La expectativa es cerrar 2012 con 2.000 usuarios y en cinco años llegar a los cuatro millones y 580 millones de transacciones. Cabe destacar que Filipinas, Kenia y Sudáfrica tienen sistemas similares, pero el colombiano es el único que integra celulares de cualquier tecnología.