La compra de armas realizadas por los países latinoamericanos muestra una fuerte tendencia al alza. Así lo reporta esta vez el Congressional Research Service, la unidad de investigación del Congreso de Estados Unidos en su estudio anual sobre transferencias de armas convencionales al mundo en desarrollo.

Comparado el cuatrienio 2002-2005 frente a 2006-2009, se observa un aumento de cuatro veces en las adquisiciones atinoamericanas, pasando de US$ 5.763 millones a S$23.726 millones. El estudio también muestra que, si bien Estados Unidos aumentó sus venta en 80%, ya no es el principal proveedor.

Su puesto es ocupado ahora por Rusia, que entre 2006 y 2009 registró un aumento en la transferencia de armas en 1.750% frente al período previo, capturando un 46,78% del mercado. Francia quedó en el segundo lugar, con una participación de 26,55%. ¿Quiénes son los principales compradores de las armas rusas y francesas?

Venezuela y Brasil. Incluso si se considera el período completo de análisis, entre 2002 y 2009, son los dos únicos países latinoamericanos que aparecen en la lista de los 10 principales compradores de armas.

 Venezuela ocupa el quinto lugar, con US$ 12.700 millones, y Brasil, el noveno, con US$ 8.600 millones. Si se toma sólo el año pasado, ocupan el primer y el segundo lugar, respectivamente, a nivel mundial.