El grupo mexicano Casa Saba, principal distribuidor de medicamentos de su país, acordó comprar en US$ 637 millones la cadena chilena Farmacias Ahumada. Con esto, Saba pasaría a ser el grupo de cadenas farmacéuticas más grande en América Latina, con ventas por US$ 4.000 millones en México Brasil, Perú y Chile.