La mexicana Comisión Federal de Electricidad consiguió un préstamo de US$ 273 millones a 10 años de los bancos japoneses Bank of Tokyo Mitsubishi, Sumitomo Bank y Japan Bank for International Cooperation. El objetivo es adquirir maquinaria japonesa para usar en la nueva central termoeléctrica Carboeléctrica del Pacífico que está siendo construida por Mitsubishi Corp.