La naviera chilena acordó vender su línea de negocios de transporte de contenedores a la firma alemana Hamburg Süd por US$160 millones. La oferta de compra, sujeta a la realización de un completo due diligence, comprende la adquisición de todos los negocios de transporte marítimo en contenedores, la marca, logo y nombre de CCNI, su parque de contenedores, los contratos de carga, terminales y el traspaso íntegro de los contratos de trabajo del personal de la compañía chilena. A partir de la concreción de dicha operación, que se estima se llevará a cabo a fines de año, Compañía Chilena de Navegación Interoceánica seguirá prestando los servicios de arriendo de sus naves a terceros y el transporte marítimo de carga no contenedorizada y de automóviles.