¿Y si los humanos nos moviésemos como los cardúmenes? Fue con esta inspiración que la empresa de diseño industrial brasileña Dois para Um creó un sistema de gestión concebido como alternativa para solucionar a futuro los problemas de tránsito en las grandes ciudades del mundo. “Nos dimos cuenta de que 80% de los peces viven cerca de los corales, al igual que un 80% de las personas viven en grandes centros”, dice Rodrigo Brasil Krieger, uno de los socios de la empresa. La idea es que los GPS de los vehículos se sincronicen, permitiendo que aquellos que van en la misma dirección avancen en filas coordinadas. A ella, los ejecutivos de la compañía agregaron una dosis de audacia futurista: “Además de eso, el auto –en nuestro sistema más integral– no necesitará  abastecerse de combustible, ya que la electricidad entrará por las ruedas”, visualiza Krieger. Factible o no, fue uno de los 34 proyectos premiados por el Michelin Challenge Design, presentado este año en el Salón del Automóvil  de Detroit. Dois para Um fue la primera empresa brasileña y latinoamericana en ser seleccionada desde que existe el concurso, hace 10 años.