La minera estatal chilena acordó vender el 40% de participación que posee en la eléctrica local E-CL, donde está asociada con la empresa francesa GDF Suez. Los ingresos por la venta de la compañía, valorada en unos US$1.000 millones, serán destinados a un ambicioso plan quinquenal de inversiones de US$15.000 millones.